COMENIUS: CONVIVENCIA DE NUESTROS ALUMNOS CON ALUMNOS DE LA UNIÓN EUROPEA EN GALES.

Con motivo de nuestro proyecto Comenius “Show me your Shoes”, nuestro IES Príncipe de Asturias participó en Gales, el pasado mes de Octubre, en una reunión de trabajo, la cual incluía una convivencia con alumnos de los nueve centros asociados.

Junto a los dos profesores acompañantes, Juan Ferrando, director del Instituto, y Carmen de Paco, profesora de Inglés y coordinadora del Proyecto, viajaron los alumnos: Inés Giménez, Francisco Carrillo y Christian Orlando Pesantes de 2º ESO-Bilingüe y Judith Valera 4º ESO-B.

                                                          VER GALERÍA COMPLETA DE FOTOS

 

Estas son sus impresiones:

 Para el viaje a Gales tuvimos que preparar una presentación personal, una presentación del país y una presentación de 10 cosas típicas de España(la caja del tesoro) que eran: complementos típicos de flamenca, una hucha con un toro, un abanico, una tableta de turrón, unos Chupa Chups, una bota de vino, dos bolsas de pipas, una baraja española y unos folletos de la semana Santa de Lorca.

 Para ir tuvimos que coger un avión a Birmingham y después un tren hacia Aberystwyth, donde conocimos a los daneses y al llegar cenamos con ellos. 

Estábamos alojados en una casa rural a las afueras de la ciudad.  

Primero estuvimos en un colegio donde conocimos a los otros países: Francia, Alemania, Finlandia, Suecia, Dinamarca y a los Galeses. Allí cada país hizo sus presentaciones personales, del país y de sus 10 cosas típicas.

A lo largo de los días estuvimos conociéndonos y también visitamos la zona e hicimos más excursiones a otros colegios donde nos enseñaron algo de Galés.

El clima era frío y húmedo y llovía continuamente, por eso todo estaba verde.

No me gustaron las comidas y lo que más me gustó fue la fiesta que hicieron de despedida con todos los países.

Ha sido una experiencia muy bonita sobre todo por conocer gente de otros países, sus costumbres y las de Gales. 

Inés

 

He podido aprender muchas cosas en este viaje, pero lo que más me ha llamado la atención han sido las costumbres de Gales como: conducen por la izquierda o el horario de sus comidas (estábamos todo el rato comiendo). Otra cosa que me desconcertaba era el cambio de horario (una hora menos que aquí).

    
El trato por parte de la gente de otros países me pareció bastante agradable, me parecieron bastante divertidos. Los primeros a los que nos encontramos fueron los daneses, esa noche también nos encontramos con los alemanes. Todos cenamos juntos ese día. Me ha gustado mucho conocerlos. Además me encontré con mi amigo francés de correspondencia con el que había estado escribiéndome días antes.


Además me di cuenta de que éramos el segundo peor país que peor hablaba inglés y que peor acento tenía. Me gustaría volver a visitar Gales.

Francisco


 Al comienzo de este viaje sentí bastantes nervios puesto que era un sitio bastante alejado y desconocido. Tras un largo viaje de más de tres horas en avión, otras tres horas de tren al fin llegamos. Aquel mismo día conocimos a los daneses y alemanes. Mirase donde mirase veia verde. A nuestro alrededor habia una gran frondosidad. Nos alojamos en una casa rural en medio de la nada. Durante aquellos maravillosos días pude hablar con todos los invitados de Comenius. También hablamos con algunos franceses en francés, ellos eran los únicos que hablaban peor que nosotros. En  el segundo día en Gales, en la noche, probamos parte de la gastronomía de los países invitados. Una cosa que me llamo la atención, a parte de conducir en el lado izquierdo, era la distribución de las comidas (cada dos horas a comer otra vez).Lo único malo de este y de todos  los viajes es que se acaban. Me encantaría repetir este viaje, pero todavia no quisiera volver a Gales porque primero quiero ver otros países.

Christian

 

Desde un principio yo ya tenía claro que no iba a  ser seleccionada para el viaje a Gales ya que aún  a pesar de haber hecho los trabajo y haber asistido a las reuniones, tenía entendido que los candidatos ya estaban elegidos y que solo podían participar chicos y chicas de entre 12 y 14 años. Yo como cumplía los 15 años, una semana antes del vuelo,  pensaba que ya no tendría posibilidad .Pero un día mi antigua profesora de Inglés, María José, la misma que nos habló sobre el proyecto, me comentó algo en clase y tras unas llamadas y demás,  me comunicaron que yo estaría dentro del grupo de personas que viajaría a Gales. Realmente cuando me lo dijeron estaba muy emocionada, no me lo podía creer.

Unas semanas antes del viaje, empezamos a quedar por las mañanas para preparar las presentaciones, lo que íbamos a llevarnos…etc . Allí fue donde por primera vez conocí a mis maravillosos compañeros de viaje, Cristian , Francisco e Inés .Ellos iban a la misma clase por lo que ya tenía una relación pero aun así no tardamos mucho tiempo en hacernos amigos y tomarnos mucha confianza. Aquellos días fueron muy divertidos y también duros porque levantarse temprano un día de vacaciones a todo el mundo le cuesta. 

Por fin llegó el día de marcharnos, todos a excepción de Cristian, estábamos muy nerviosos, porque era nuestro primer viaje en avión y no sabíamos a que nos enfrentábamos en ese lugar. Cuando subimos todos estábamos algo confundidos, todo el mundo era extranjero y hablaba inglés. Al ascender el avión fue una sensación extraña pero maravillosa, todo se veía cada vez más diminuto y al mismo tiempo más bonito. Dentro del avión tuvimos una anécdota bastante graciosa. Cuando Francisco intentó levantarse para coger su mochila los pequeños armarios del techo no se abrían y unas mujeres inglesas empezaron a mirarnos, la profesora llamó al azafato  y en un segundo la abrió entonces las misma mujeres empezaron a aplaudir y a reírse.

Finalmente pisamos tierra tras un aterrizaje algo brusco, lo primero que nos impresionó fue una especie de mini – autobús (monorraíl) que tuvimos que coger para ir hasta el tren. Allí  comenzamos nuestra travesía hasta Cardiff. Durante el trayecto nos dimos cuenta de la gran diferencia que había con España. Todo estaba verde, lleno de prados, vacas, ovejas, casas rurales…También nos encontramos con los daneses de los que nos hicimos muy amigos aunque nos costaba un poco entenderlos por su acento. Cuando llegamos cenamos y charlamos con ellos en una especie de restaurante Italiano y más tarde fuimos a los taxis para ir hasta nuestro alojamiento.

La casa donde íbamos a vivir eran como granjas, y justo debajo de mi habitación y la de Inés podíamos ver un pasto con vacas al que todas las mañanas nos gustaba ir a ver. El segundo día fuimos hasta un salón de actos y allí los niños galeses nos dieron la bienvenida y empezamos a hacer la presentación de todos los países. Hicimos un descanso y unos juegos para conocernos al principio teníamos algo de vergüenza pero en seguida nos soltamos y empezamos a hacer amigos .Ese día nos dieron de comer una especie de puré de patatas con verduras y una carne un poco rara que no le gustó mucho a la gente, bueno menos el postre que era helado con una compota de manzana , que estaba bastante rico  Por la tarde visitamos los colegios y vinieron los presentadores de una cadena de televisión local  de Gales y nos hicieron entrevistas y fotos. Luego nos llevaron a unos pabellones y empezamos el ``shoe olimpics `` Nos hicieron pruebas y juegos con zapatos, como hacer pirámides con ellos, o ponernos uno en la cabeza y aguantar sin cogerlo mientras pasábamos un recorrido. Fue muy divertido y nos reímos mucho. Por último llegó la cena internacional, todos los países prepararon sus platos típicos y los explicaron un poco. Estaban las típicas salchichas alemanas, el paté de los franceses, las albóndigas de los finlandeses, los bombones de los suecos y como no el jamón y el vino españoles.  Tras ese agotador día entre la lluvia y el frío regresamos a nuestra casa y nos fuimos a dormir.

El segundo día visitamos Cardiff; Fuimos  a la asamblea Galesa. Montamos en barco donde aprovechamos para entrevistar al resto de chicos aunque la verdad, el barco  iba muy despacio.  Después fuimos a comer a un Burger muy bueno, y montamos en un autobús de dos plantas para hacer una visita turística, lo único fue, que estando en la parte de arriba sin techo empezó a llover muy fuerte y acabó convirtiéndose  en una visita un tanto pasada por agua. Más tarde nos dejaron tiempo libre para explorar el resto de la ciudad. Como no cabe destacar que éramos en cierto modo como una familia, siempre juntos, Juan con la comida y Carmen que nos ayudaba mucho con el inglés.

El último día se puede decir que fue el mejor. Visitamos un colegio secundario que había en Gales y allí nos dieron una clase de galés. Más tarde comimos y visitamos Aberystwyth, la  pequeña ciudad de Gales en la que estábamos alojados. Allí visitamos el Ayuntamiento, donde  hicimos la presentación de nuestro país, que  gustó mucho al resto de países y personas; y la Biblioteca Nacional de Gales. Por la tarde – noche tuvimos la cena de despedida , allí comimos todos juntos , vimos a una chica tocar el arpa muy bien , a otra cantar con una voz increíble canciones , nos hicieron repertorios con instrumentos y el coro de niños pequeños cantando todos a la vez emocionó a mucha gente . Ya al final del todo no enseñaron bailes típicos que al principio nos resultaron raros pero terminamos riéndonos y bailando unos con otros. Por la noche para despedirnos fuimos a casa de los alemanes que nos invitaron, allí estuvimos jugando y hablando con ellos y los daneses hasta que ya volvimos a casa a descansar para el viaje de vuelta.

Puedo decir con total sinceridad que esta ha sido una de las mayores experiencias que jamás he vivido en mi vida. Aprendí no solo Inglés, si no a convivir con otras personas , a ser más independiente y madura , a no tener miedo a lo desconocido si no al contrario siempre estar dispuesto a vivir más experiencias y aprender de ellas. Este viaje se puede decir que me ha cambiado un poco y ha cambiado un poco mi forma de pensar respecto a otras culturas, respecto a mi futuro y mis decisiones. Por eso animo a todo el mundo que siempre que tenga la oportunidad de hacer un viaje como este que no se eche atrás por el miedo a lo desconocido si no que se aventure a descubrir no  sólo un nuevo país si no un montón de amistades y momentos que marcarán su vida como algo inolvidable . 

Judith.

Enlaces Institucionales
Directorio de Centros carm recursos