Secciones
Noticias

ALICIA EN EL PAIS DE LAS PESADILLAS

El miércoles 9 de Abril se estrenó la “pequeña obra de teatro” (más bien un sketch) escrita expresamente para los alumnos de 1º D por Vicente Tiburcio, profesor de Plástica del grupo y tutor.


Unos alumnos (la mitad del grupo) pidieron a Vicente realizar una representación teatral y éste, ni corto ni perezoso, se puso manos a la obra (nunca mejor dicho). Escribió un guión a la medida de la situación y carácter del grupito de chicos y chicas que hicieron la propuesta. Con éste en la mano se distribuyeron los papeles y se acordó ensayarlo en los recreos, de tal modo que no llegase a interferir nunca, o lo menos posible (gracias Encarna y Juan Manuel), en la marcha de las clases. Todos los segundos recreos desde Enero hasta el día del estreno fueron empleados en esto. Apenas un cuarto de hora diario para aprender a memorizar y escenificar los diálogos. Se diseñaron unas letras para ser cosidas en las camisetas de algunos actores, se confeccionó un cartel que presidiría la función y se acordó un vestuario para las protagonistas y personajes secundarios, siempre con más buena voluntad que medios.


La finalidad de la obra era toda la responsabilidad que se movió en torno a la misma y la convivencia entre los actores que los chicos supieron desarrollar, amén de otros afectos entre ellos y con el profesor mismo.


La obra habla del difícil paso que supone venir de la escuela al instituto para los jóvenes estudiantes, simbolizando la transición tan decisiva desde la infancia a la pubertad y la adolescencia, en la vida de todos nosotros. Trata del olvido al que quedan relegados muchas veces los sentimientos en favor del desarrollo exacerbado de la razón y el intelecto, igualmente necesarios, pero que priman demasiado en la formación de nuestros alumnos quizá en detrimento de aspectos de la personalidad tan relevantes como el cultivo de las relaciones humanas, los afectos, las emociones, la sensibilidad y el gusto estético que tanto parece despreciar la nueva Ley Educativa en ciernes.


Alicia, la protagonista, comienza a sentir confusión al tener que aparcar sus sentimientos naturales debido al uso obligado ahora en la enseñanza a la que accede y que sólo le exige un uso de la memoria y el intelecto. Hay una parte dentro de ella que le quiere transmitir lo que está a punto de perder al entrar en el difícil mundo de los adultos que es su paraíso de la infancia, donde todo es natural, fácil, mágico…


Sólo el amor, sugerido por esas letras que danzan en su cabeza, podrá redimirla, con la ayuda de sus dos conciencias, símbolo de la polaridad a la que nos vemos constantemente sometidos todos teniendo siempre que elegir entre dos cosas contrapuestas.

La experiencia fue más que satisfactoria para todos y la asistencia al estreno fue masiva.


Gracias encarecidas a todos. Aunque nunca se hubiera llegado a representar “Alicia en el país de las pesadillas”, el éxito siempre nos acompañó con la ilusión con que la preparamos todos.

                                                            Vicente Tiburcio


 

Enlaces Institucionales
Directorio de Centros carm recursos