Nuestro Centro» Reglamento de Régimen Interno
Nuestro Centro
Adaptación del Reglamento de Régimen Interno

 

Este Reglamento de Régimen Interior fue aprobado por el Consejo Escolar del Centro en su reunión del día 31 de Mayo de 2006.  La base legal de este Reglamento es el Decreto de la Consejería de Educación y Cultura nº 119, de  21 de Octubre, BORM de 2 de Noviembre de 2005, y la LOE, Ley Orgánica 2/2006 ,  de Educación, de 3 de Mayo de 2006,  publicada en el B.O.E. de 4 de Mayo de 2006.          

...............................................................................................................

El centro guardará reserva sobre toda aquella información de que disponga acerca de las circunstancias personales y familiares de los alumnos. No obstante, deberán comunicarse a la Consejería de Educación y Cultura, Servicios Sociales Municipales o Fiscalía de Menores, las circunstancias que puedan implicar malos tratos para el alumno o cualquier otro incumplimiento de los deberes establecidos por las leyes de protección de los menores. Igualmente se comunicarán a los servicios sociales municipales los casos de absentismo reiterado que pudieran producirse entre el alumnado de Educación Secundaria Obligatoria.

...............................................................................................................

 

Con el fin de garantizar el derecho a la evaluación con criterios objetivos, el centro pondrá en conocimiento de los alumnos y de sus padres o tutores los criterios de evaluación y calificación de todas las áreas y  asignaturas impartidas, así como los criterios de promoción y titulación.

 

A fin de garantizar la función formativa que ha de tener la evaluación y lograr una mayor eficacia del proceso de aprendizaje, los profesores, en especial el tutor, mantendrán una comunicación fluida en las horas destinadas a tal efecto, así como tras las sesiones de evaluación,  con los alumnos, sus padres o tutores. Éstos serán informados del aprovechamiento académico, calificaciones y evolución del proceso de aprendizaje, así como de las decisiones que se adopten para mejorarlo.

 

Los profesores mostrarán a los alumnos sus pruebas escritas y trabajos corregidos, facilitándoles las aclaraciones sobre la calificación y las orientaciones para la mejora del proceso de aprendizaje, y, en su caso, el acceso a los documentos que permitan garantizar la función formativa de la evaluación.

 

Los alumnos, sus padres o tutores podrán reclamar por escrito contra las decisiones y calificaciones que, como resultado del proceso de evaluación, se adopten después de cada evaluación y al finalizar el curso. Dicha reclamación deberá basarse en alguna de las causas siguientes:

  • a. Inadecuación del proceso de evaluación o de algunos de sus elementos en relación con los objetivos o contenidos del área o asignatura sometida a evaluación.
  • b. Incorrecta aplicación de los criterios de evaluación y calificación establecidos.
  • c. Incorrecta aplicación de los criterios de promoción y titulación.

 

El procedimiento será el siguiente:

        Cuando, tras las oportunas aclaraciones ofrecidas por el profesor y/o el tutor, exista desacuerdo con la calificación final obtenida en un área o materia. los alumnos o sus padres o tutores legales. podrán reclamar por escrito la revisión de dicha calificación o decisión, en el plazo de dos días lectivos a partir de aquel en que se produjo su comunicación, La solicitud de revisión será tramitada a través del jefe de estudios,  quien la trasladará al jefe de departamento didáctico responsable del área o materia con cuya calificación se manifiesta el desacuerdo. y comunicará tal circunstancia al profesor tutor. En el primer día lectivo siguiente a aquel en que finalice el período de solicitud de revisión, cada departamento didáctico procederá al estudio de las solicitudes de revisión y elaborará los correspondientes informes al objeto de proceder a modificar o ratificar la calificación final objeto de revisión.

El jefe de departamento correspondiente trasladará el informe elaborado al jefe de estudios, quien comunicará por escrito al alumno y a sus padres o tutores legales la decisión razonada de ratificación o modificación de la calificación revisada e informará de la misma al profesor tutor,  haciéndole entrega de una copia del escrito cursado.

En el caso de que. tras el proceso de revisión en el centro, persista el desacuerdo con la calificación final de ciclo o curso obtenida en un área o materia. el interesado podrá solicitar por escrito al director,  en el plazo de dos días a partir de la última comunicación del centro,  que eleve la reclamación a la Consejería de Educación y Cultura.

 

Participación en la gestión y funcionamiento del centro

Los alumnos tienen derecho a participar en el funcionamiento y en la vida del centro de conformidad con lo dispuesto en las normas vigentes.

 

Los alumnos tienen derecho a elegir, mediante sufragio directo y secreto, a sus representantes en el Consejo Escolar y a los delegados de grupo en los términos establecidos en este Reglamento de Régimen Interior.

 

El delegado de centro, será el representante de todo el alumnado. Será elegido por sufragio directo y secreto por los componentes de la Junta de delegados de entre sus miembros. Asimismo, se elegirá un subdelegado. La elección de delegados y subdelegados será convocada por la Jefatura de Estudios en el primer mes de cada curso escolar. Las votaciones serán presididas por el profesor tutor del grupo.

 

Con el fin de garantizar el derecho de los alumnos a la información, se reconocen las siguientes competencias de los representantes en el Consejo Escolar:

  • a. Elaborar informes para el Consejo Escolar del centro, bien a iniciativa propia, bien a requerimiento del citado órgano de participación.
  • b. Informar a los delegados de grupo respecto al orden del día de las reuniones del Consejo Escolar del centro con la suficiente antelación así como de los acuerdos adoptados, con el fin de darles la difusión suficiente para ser tratados en los diferentes grupos.
  • c. Informar de sus actividades a todos los alumnos del centro.
  • d. Elaborar sugerencias para la confección de los horarios, especialmente para la planificación de las pruebas de evaluación.

La junta de delegados estará formada por los delegados de cada grupo y los representantes de los alumnos en el Consejo Escolar.

 

Para presentar cualquier reclamación deberán seguir el orden establecido,  que será: miembro de la comunidad educativa con quien haya surgido el conflicto, tutor, Jefe de Estudios y Director.

De los deberes del alumnado.

  • a) Asistir a clase con puntualidad.
  • b) Participar en las actividades formativas y especialmente en las orientadas al desarrollo del currículo.
  • c) Asistir al centro con el material y equipamiento necesarios para poder participar activamente en el desarrollo de las clases.
  • d) Ejercitar la capacidad de esfuerzo necesaria para comprender y asimilar los contenidos de las distintas áreas y asignaturas.

Además del estudio, y  con respecto al profesor, los alumnos deben:

  • e) Mostrar respeto al profesor, colaborando con responsabilidad en el ejercicio de la autoridad docente y en la transmisión de conocimientos y valores.
  • f) Cumplir las normas y seguir las pautas establecidas por el profesor para hacer posible la organización del aula, el trabajo sistemático y la mejora del rendimiento.
  • g) Mostrar una actitud cooperativa y receptiva a las explicaciones del profesor y realizar las actividades y pruebas encomendadas por éste.

Como deberes hacia los compañeros se establecen los siguientes:

  • h) Practicar la tolerancia, rechazando cualquier tipo de discriminación a ningún miembro de la comunidad educativa por razón de nacimiento, raza, sexo o por cualquier otra circunstancia personal o social.
  • i) Respetar y defender, responsable y solidariamente, el ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros.

Con respecto al centro y a todos los miembros de la comunidad educativa los alumnos deberán:

  • j) Participar y colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la consecución de un adecuado clima de estudio en el centro, respetando el derecho de sus compañeros a la educación.
  • k) Mostrar el debido respeto y consideración a los miembros de la comunidad educativa y a cualquier persona que acceda al centro.
  • l) Cumplir las normas de seguridad, salud e higiene en el centro, estando prohibido expresamente fumar, ingerir bebidas alcohólicas y consumir o facilitar el consumo de estupefacientes.
  • m) Los representantes de los alumnos ejercerán sus funciones, sin detrimento de sus obligaciones académicas.
  • n) Respetar la libertad de conciencia y las convicciones religiosas, morales e ideológicas dentro de los principios democráticos, así como la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa.
  • o) Respetar el proyecto educativo o el carácter propio del centro, de acuerdo con la legislación vigente.
  • p) Cuidar y utilizar correctamente los bienes muebles, el material didáctico, los documentos, otros recursos e instalaciones del centro y respetar las pertenencias de los otros miembros de la comunidad educativa, así como cumplir las normas básicas de respeto al entorno y medio ambiente.
  • q) Comunicar al tutor o al equipo directivo., con total garantía de que se guardará el anonimato, los deterioros intencionados o por mal uso que observe en otros alumnos, así como los posibles hurtos de material del centro.
  • r) Reponer el material estropeado o perdido, individualmente si se conoce el responsable o colectivamente cuando el causante no lo diga y los demás compañeros lo amparen con su silencio, dando conocimiento inmediatamente a los padres.
  • s) Respetar las pertenencias de los otros miembros de la comunidad educativa.
  • t) Permanecer en el recinto del centro durante la jornada escolar, sin ausentarse del mismo, salvo casos justificados con la autorización debida.
  • u) Participar en la vida y funcionamiento del centro cumpliendo y respetando los horarios aprobados para el desarrollo de las actividades del mismo.
  • v) Llevar siempre disponible su CARNET de ESTUDIANTE mostrándolo siempre que sea requerido para ello por miembros del Equipo Directivo, profesorado o CONSERJES.
  • w) Justificar las faltas de asistencia a clase en los impresos que para tal fin se les proporcionen, con la firma del padre, madre o tutor legal, en el plazo máximo de 48 horas después de su comisión. Las faltas de los alumnos se entenderán justificadas en caso de enfermedad y necesidades familiares, pero nunca por quedarse estudiando en las horas previas a un examen.
  • x) Mantener limpio el centro, utilizando las papeleras. No comer en el interior del centro, salvo en la cantina, ni arrojar bolsas, papeles, etc., en el interior del centro ni en el patio.
  • y) Mantener las mismas conductas y actitudes exigidas en el Instituto cuando se realizan visitas, excursiones o cualquier otra actividad organizada por el Instituto fuera del centro.

.

 

Biblioteca.

•Art.2.     La biblioteca del centro es un lugar destinado al estudio y consulta durante el horario que se establezca dentro de la Programación General Anual.

•Art.3.     Si resulta aconsejable, previa autorización por parte de la Dirección, podrá emplearse para dar conferencias, charlas de orientación, u otros fines. Su aforo queda limitado, por razones de seguridad, a ochenta  personas como máximo.

•Art.4.     Las normas de uso y disfrute de la biblioteca son:

  • a. La biblioteca podrá nutrirse con libros o material audiovisual remitidos por la Administración Educativa, Ayuntamiento, otras entidades públicas y privadas o adquiridos por el propio Centro.
  • b. Los profesores que dispongan en su horario de horas de Biblioteca, prestarán el material a los alumnos que lo soliciten, para su consulta en la sala. Para ello se rellenará la hoja correspondiente, en la que se indicará la fecha, el nombre del alumno, título y autor de la obra. Cuando se devuelva, se marcará en la casilla correspondiente. En la biblioteca habrá un fichero de control de libros prestados.
  • c. Todo material retirado en concepto de préstamo por un alumno tendrá un plazo de entrega de dos semanas como máximo, pudiendo ser prorrogado una o dos semanas más.
  • d. Sólo podrán sacarse en préstamo dos libros de la misma materia y un tercero de otra diferente. En ningún caso podrán sacarse más de tres libros a la vez, ni material audiovisual. Para ello, se rellenará la ficha correspondiente, en la que se indicarán la fecha, el nombre del alumno, título, autor del libro o libros y número de registro. Cuando se devuelvan los libros se anotará en el apartado correspondiente.
  • e. Las obras de referencia: enciclopedias, atlas, diccionarios, historias generales en varios tomos, CD o DVD, etc., así como la prensa y revistas sólo podrán consultarse dentro de la biblioteca.
  • f. El deterioro o la no devolución de un libro será causa de reposición, mediante la aportación de otro ejemplar igual al deteriorado o no devuelto.
  • g. El alumno reincidente en el deterioro de un libro podrá ser sancionado con la privación temporal de la utilización de este servicio. La propuesta de sanción será hecha por el profesor encargado de la biblioteca y acordada por el Jefe de Estudios o por el Director.
  • h. El orden y el silencio serán normas de conducta obligada. Al igual que en el resto del Centro, está prohibido fumar. En la Biblioteca tampoco se podrá comer o beber.

 

Cafetería

El servicio de cafetería está a disposición de todos los miembros de la comunidad escolar. Las normas para el uso y disfrute de la cafetería son:

  • a. Sólo está permitida la permanencia de alumnado en la cafetería en horas de recreo o, en su caso, no lectivas.
  • b. El alumnado está obligado a respetar, en la cafetería, las mismas normas que este Reglamento establece para el Centro, especialmente las referentes a respeto mutuo y limpieza e higiene, siendo plenamente vigentes para cualquier alumno que se encuentre haciendo uso de dicho servicio y estando sujeto al mismo régimen disciplinario que en cualquier otro lugar del Centro.

 

Actividades complementarias y/o extraescolares

 

Las actividades extraescolares se organizarán por grupos o niveles de alumnos, que estarán exentos de asistir a clase cuando sea aprobada su realización. La incorporación de alumnos de otros grupos o niveles estará  sujeta a la aprobación del Director.

 

Para la aprobación de la actividad extraescolar no obligatoria, será necesaria la participación de, al menos, la mitad del grupo o nivel. La Jefatura de Estudios estará facultada, con el visto bueno de la Dirección, a realizar la reorganización del horario académico para atender a los grupos o niveles que no participen pese a habérseles ofertado. El alumnado que no participe en la actividad tendrá la obligación de asistir a clase, siendo dicha asistencia computable en términos de evaluación del alumnado.

 

Siempre que el alumnado sea menor de edad, será necesaria la información por escrito al padre, madre o tutor legal. Para la participación del alumnado menor de edad en actividades fuera del Instituto será asímismo preceptiva la correspondiente autorización expresa y debidamente firmada del padre, madre o tutor legal.

 

Para que una de estas actividades pueda celebrarse ocupando parte o la totalidad de una jornada lectiva de un grupo o grupos de alumnos, será necesario que la participación supere los 2/3 de los alumnos a los que va dirigida dicha actividad, aunque en algún grupo de alumnos no se llegue a este mínimo. Cuando se cumpla esta condición, se celebrará la actividad y se suspenderán las actividades lectivas para el/los grupos/s de alumnos que hayan sobrepasado los 2/3 de participación. En el caso de que en algún grupo no se hubiese superado esa cantidad, los alumnos que no participen en la actividad recibirán sus sesiones de clase, si bien los profesores no avanzarán materia. Cualquier actividad de este tipo requerirá, previa a su celebración, la comunicación al jefe del departamento de actividades complementarias con, al menos, dos semanas de antelación, con el objeto de poder avisar a los profesores implicados en la realización de la actividad, poder modificar convenientemente el horario si fuera preciso para ese día, y elaborar la lista de alumnos participantes.

 

Normas básicas para las actividades que impliquen alteración del horario escolar y/o salidas del centro:

a/ No se celebrará ninguna actividad extra-escolar que suponga la pérdida de sesiones lectivas si no ha sido programada conforme a lo que se expresa en estas normas.

b/ Sólo podrán realizar una actividad aquellos alumnos para los que está programada, no teniendo cabida en la misma alumnos de otros cursos o niveles, salvo en casos excepcionales, debidamente consensuados en la CCP.

c/ Ninguna actividad deberá programarse en periodo de evaluaciones; en ese caso automáticamente quedará anulada.

d/ Se favorecerá la realización de actividades extraescolares durante los días siguientes a las sesiones de evaluación previos a cada uno de los periodos vacacionales.

e/ Los alumnos de 2º de Bachillerato deberán realizar las actividades complementarias durante el primer y segundo trimestres, y centrarse durante el último en la finalización del curso y preparación de las pruebas de acceso a la Universidad.

f/ Las actividades que proponga cada departamento deberán comentarse en la comisión de coordinación pedagógica por si algún otro departamento puede sumarse a ellas o manifestar algún problema con ellas, evitando que una actividad parecida se repita por más de un departamento en distintos momentos por los mismos o diferentes cursos.

g/ El número de profesores acompañantes será de uno por cada 25 o fracción próxima a 25, con un mínimo de 2.

h/ Los alumnos que realicen una salida en autobús están obligados a entregar a los responsables del viaje los permisos correspondientes, firmados por los padres o tutores en la fecha que se acuerde; de no hacerlo así, se entiende que renuncian a su participación en la actividad, perdiendo el dinero aportado en beneficio de la colectividad sin derecho a reclamación alguna.

i/ Los alumnos que contravengan las normas de convivencia del centro, falten reiteradamente a clase sin motivo justificado o su conducta haya sido motivo de apercibimiento, podrán ser privados de la realización de actividades o viajes, mediante propuesta del profesor organizador a la Jefatura de Estudios, o propuesta, en su caso, de la propia Jefatura de Estudios.

j/ Los profesores acompañantes deberán ser de los que les den clase a la mayoría de alumnos participantes en la actividad, con objeto de que dichos profesores conozcan a los alumnos y de que el número de clases perdidas sea el mínimo posible. O, en todo caso, profesores del Departamento organizador de la actividad y dentro de ellos, aquéllos cuya participación en el viaje o excursión suponga la pérdida de un menor número de horas lectivas.

k/ Los alumnos sancionados, a causa de una falta grave, con la pérdida de su derecho a participar en las actividades complementarias o extraescolares, solamente podrán tomar parte en aquellas de dichas actividades consideradas de estricto carácter académico y de obligada participación para todos los alumnos del área o materia en la que hayan sido programadas. Un alumno sancionado con la pérdida del derecho a participar en actividades complementarias o extraescolares que haya abonado en su totalidad o en parte el importe de una actividad, perderá aquella parte de dicho importe que determine la agencia de viajes o la empresa organizadora, en concepto de anulación de reserva de plazas de autobús, hotel, entradas o similares.

 

Convivencia y Disciplina.

Normas de convivencia

Los alumnos que individual o colectivamente causen daños de forma intencionada o por negligencia a las instalaciones del centro o su material, así como a los bienes de sus compañeros, profesores y personal del centro, quedan obligados a reparar el daño causado o hacerse cargo del coste económico de su reparación. Igualmente, los alumnos que sustrajeren bienes del centro deberán restituir lo sustraído. En todo caso, los padres o representantes legales de los alumnos serán responsables civiles en los términos previstos en las leyes.

 

Queda terminantemente prohibido mantener conectado el teléfono móvil en aulas, Biblioteca, Salón de Actos y otras dependencias del Instituto, salvo en la cafetería y, en lo que concierne al profesorado y otro personal del centro, en oficinas, despachos o salas de uso exclusivo por parte del referido personal, donde sí podrá usarse. Queda expresamente prohibida y se considerará como falta muy grave la grabación de sonido y/o imágenes por cualquier medio en el interior de las aulas y otras dependencias del Instituto como la Biblioteca, o el Salón de Actos, sin el consentimiento de las personas grabadas o sin el permiso expreso del profesor  o del Equipo Directivo. En estos casos, además de las medidas correctoras que puedan adoptarse en aplicación de este Reglamento de Régimen Interno, pueden derivarse responsabilidades de mayor alcance para los autores de las grabaciones o sus responsables legales en caso de ser menores de edad. Tampoco podrán utilizarse durante el desarrollo de las clases los reproductores de MP3 u otros artilugios de imagen y sonido que puedan perturbar la atención o la concentración de quienes los usan o del resto de compañeros.

•Art.5.     La falta a clase de modo reiterado puede provocar la imposibilidad de la aplicación correcta de los criterios de evaluación y la propia evaluación continua, pudiendo dar lugar a una evaluación extraordinaria, convenientemente programada. Hasta que no haya una reglamentación por parte de la Consejería, se considerará que se ha perdido el derecho a la evaluación continua, cuando el alumno falte en un equivalente al 30% de las clases en un periodo de evaluación determinado.

 

Los alumnos no deben ausentarse del centro salvo por alguna de las siguientes circunstancias:

  • a. Cualquier alumno que cuente con un permiso de su padre, madre o tutor para una ausencia especificada en el permiso.
  • b. Alumnos de Bachillerato. Si cuentan con permiso escrito del padre, madre o tutor, podrán ausentarse del centro durante el periodo de recreo, estando limitada la salida a los 10 primeros minutos de dicho periodo.
  • c. Alumnos con 18 o más años. No necesitarán permiso para ausentarse en el recreo, con la misma limitación que la expresada en la letra b.
  • d. Los alumnos de Bachillerato podrán entrar más tarde o salir antes si se produce ausencia del profesor o profesores con los que tengan clase a primera o última hora, siempre con autorización expresa del equipo directivo. Esta medida podrá aplicarse igualmente, sólo de manera excepcional, con grupos de ESO, y siempre que se cuente con la autorización expresa del equipo directivo.

 

Se consideran faltas injustificadas de asistencia a clase o de puntualidad de un alumno, las que no sean excusadas de forma escrita por el alumnado o por sus padres o representantes legales, si es menor de edad. (La justificación debe ser por causa de fuerza mayor, como enfermedad, visita médica, acudir a pruebas de otros estudios, ...)

 

A efectos de la gradación de las correcciones, se consideran circunstancias atenuantes:

  • a. El reconocimiento espontáneo de la conducta incorrecta.
  • b. La ausencia de intencionalidad maliciosa en causar el daño o en la perturbación de las actividades del centro.
  • c. La reparación voluntaria de los daños producidos, ya sean físicos o morales.
  • d. El carácter ocasional de la falta en la conducta habitual del alumno.

 A efectos de gradación, se consideran circunstancias agravantes:

  • a. La premeditación y la reiteración. Hay reiteración cuando en un mismo curso escolar se realiza más de una conducta tipificada en los artículos 162 y 169 de este reglamento, siempre que la conducta o conductas precedentes hayan sido corregidas por resolución firme. Esta circunstancia no podrá apreciarse en la conducta tipificada en la letra b del precitado artículo 169.
  • b. Los actos que discriminen a los miembros de la comunidad educativa por razón de nacimiento, raza, sexo o por cualquier otra circunstancia personal o social.
  • c. Cuando la sustracción, agresión, injuria u ofensa se realice contra quien concurra situación de menor edad, minusvalía, reciente incorporación al centro o situación de indefensión.
  • d. La publicidad en la comisión de la infracción.
  • e. La naturaleza y entidad de los perjuicios causados al Centro o a cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa.

 

Se corregirán, de acuerdo con lo dispuesto en este Título, los actos contrarios a las normas de convivencia del centro realizados por los alumnos en el recinto escolar o durante la realización de actividades complementarias y extraescolares. Igualmente, podrán corregirse las actuaciones del alumno que, aunque realizadas fuera del recinto escolar, estén motivadas o directamente relacionadas con la vida escolar y afecten a sus compañeros o a otros miembros de la comunidad educativa. Todo ello, sin perjuicio de que dichas conductas pudieran ser sancionadas por otros órganos o Administraciones, en el ámbito de sus respectivas competencias.

 

 

Conductas contrarias a las normas de convivencia del centro

Se considerarán conductas contrarias a las normas de convivencia del centro las siguientes:

  • a. Las faltas injustificadas de puntualidad o de asistencia a clase.
  • b. Las conductas que puedan impedir o dificultar a sus compañeros el ejercicio del derecho o el cumplimiento del deber del estudio (interrumpir las explicaciones, tener móviles o cualquier otro aparato conectado en clase, distraer la atención del alumnado o del profesorado, alterar el orden o hablar fuerte en la Biblioteca,...)
  • c. La negativa sistemática a acudir a clase con el material necesario o a esforzarse por realizar las actividades de aprendizaje indicadas por el profesor o a trasladar a sus padres o tutores la información facilitada en el centro.(Se deben traer los libros de texto y el material necesario, como reglas, calculadoras, etc.)
  • d. Los actos que perturben el desarrollo normal de las actividades del centro. (Correr o gritar por los pasillos, arrancar los carteles que anuncian actividades o reuniones, etc.)

•e.  Los actos de indisciplina, incorrección o desconsideración hacia el profesor o a otros miembros de la comunidad educativa. (Las indicaciones del profesorado o del personal no docente deben ser tenidas en cuenta, pues se hacen para el bien del alumnado. No se debe chillar, insultar o despreciar a ningún miembro de la comunidad educativa).

  • f. Causar pequeños daños en las instalaciones del centro, material de éste o de los miembros de la comunidad educativa. (Serán considerados así cuando la reparación no exceda de los 100 euros o no supongan peligro para las personas o las propiedades. Debe ser cuidado el buen uso del material del centro, tanto del mobiliario como del empleado en talleres, laboratorios y aulas específicas)
  • g. Deteriorar las condiciones de higiene del centro. (No deben arrojarse objetos al suelo, en especial comida o bebida en ninguna dependencia del centro ni en el patio. Está terminantemente prohibido comer o beber en el aula o en la Biblioteca. Los aseos deben mantenerse limpios por el bien de todos
  • h. La incitación o estímulo a la comisión de una falta contraria a las normas de convivencia. (No debe incitarse a los compañeros a faltar a clase ni a desobedecer las indicaciones del profesorado o a realizar alguna de las acciones descritas en este artículo).

Las conductas contrarias a las normas de convivencia del centro podrán ser corregidas con las siguientes medidas educativas:

  • a. Amonestación privada o por escrito.
  • b. Comparecencia inmediata ante el jefe de estudios o el director del centro.
  • c. Privación del tiempo de recreo por un periodo máximo de cinco días.
  • d. Realización de tareas educadoras para el alumno, dentro y fuera del horario lectivo, o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones, material del centro o de otros miembros de la comunidad educativa. La realización de estas tareas no se podrá prolongar por un período superior a cinco días lectivos.
  • e. Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares o complementarias del centro por un período máximo de cinco días.
  • f. Cambio de grupo del alumno por un período máximo de cinco días lectivos.
  • g. Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases por un periodo máximo de cinco días lectivos. Durante la impartición de estas clases el alumno deberá permanecer en el centro efectuando los trabajos académicos que se le encomienden, por parte del profesorado que le imparte docencia, para evitar la interrupción en el proceso formativo. El jefe de estudios organizará la atención al alumno.
  • h. Suspensión del derecho de asistencia al centro por un período máximo de cinco días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno deberá realizar los deberes o trabajos que determine el profesorado que le imparte docencia para evitar la interrupción en el proceso formativo.
  • i. Retirada del móvil u otro aparato que el alumno esté utilizando o tenga conectado en clase. El objeto quedará en depósito en Jefatura de Estudios hasta la finalización de la jornada escolar.

 

 La imposición de las medidas correctoras previstas en las letras c), d), e), f), g), h) del apartado anterior deberán ser comunicadas, de forma que quede constancia, bien a los padres o representantes legales del alumno en el caso que éste sea menor de edad, o a él mismo si es mayor de edad.

 

Serán competentes para decidir las correcciones previstas en el artículo anterior:

  • a. Por delegación del Director, todos los profesores del centro, oído el alumno, las correcciones que se establecen en los apartados a), b) y c), dando cuenta al tutor y al Jefe de Estudios.
  • b. Por delegación del Director, el tutor del alumno, oído el mismo, las correcciones que se establecen en los apartados c), d), dando cuenta al jefe de estudios.
  • c. Por delegación del Director, el jefe de estudios, oído el alumno y su profesor o tutor, las correcciones previstas en los apartados e), f).
  • d. El Director, las establecidas en los apartados g), h). El Director, oído el tutor y el equipo directivo tomará la decisión tras oír al alumno, y, si es menor de edad, a sus padres o representantes legales, levantando acta de dicha comparecencia. La incomparecencia sin causa justificada del padre o tutor, si el alumno es menor de edad, no paralizará la aplicación de dicha corrección.

 

El alumno, o sus padres o representantes legales, podrán presentar una reclamación en el plazo de dos días lectivos, a partir del siguiente en que se produjo la notificación, contra las correcciones impuestas previstas en las letras d), e), f) del artículo 170 de este Reglamento ante el Director del centro. De igual forma, las correcciones previstas en las letras g), h) de dicho artículo podrán ser objeto de reclamación ante el Director General de Enseñanzas Escolares,   cuya resolución pondrá fin a la vía administrativa.

Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia del centro

De las conductas que perjudiquen gravemente la convivencia del centro

Se consideran conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro:

  • a. Los actos graves de indisciplina, injuria u ofensa contra los miembros de la comunidad educativa.
  • b. La reiteración, en un mismo curso escolar, de conductas contrarias a las normas de convivencia del centro recogidas en el artículo 162.
  • c. La agresión física o moral, la discriminación a cualquier miembro de la comunidad educativa, así como la falta de respeto a la integridad y dignidad personal.
  • d. La suplantación de personalidad en actos de la vida docente y la falsificación o sustracción de documentos académicos.
  • e. Los daños graves causados en los locales, material o documentos del centro o en los bienes de otros miembros de la comunidad educativa. Serán considerados graves cuando el coste de la reparación sea superior a 100 € o el daño perjudique el desarrollo normal de la actividad docente.
  • f. Los actos injustificados que perturben gravemente el normal desarrollo de las actividades del centro.
  • g. Las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa del centro, o la incitación a las mismas.
  • h. La introducción en el centro de objetos o sustancias peligrosas o perjudiciales para la salud o la integridad personal de los miembros de la comunidad educativa.
  • i. El incumplimiento de las sanciones impuestas.
  • j. Las amenazas o coacciones contra cualquier miembro de la comunidad educativa.
  • k. Las vejaciones o humillaciones contra cualquier miembro de la comunidad educativa, particularmente si tienen componente sexista, xenófobo, o contra alumnos con necesidades educativas específicas.
  • l. Las faltas tipificadas como contrarias a las normas de convivencia del centro recogidas en el artículo 162, si concurren circunstancias de colectividad o publicidad intencionada.
  • m. La incitación o estímulo a la comisión de una falta gravemente perjudicial para la convivencia.

 

Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia del centro previstas en las letras b), f), i), l) del artículo 169, podrán ser corregidas con las siguientes medidas educativas:

  • a. Realización de tareas educadoras para el alumno, dentro y fuera del horario lectivo, o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones, al material del centro o a las pertenencias de otros miembros de la comunidad educativa. La realización de estas tareas será por un periodo superior a cinco e inferior a dieciséis días lectivos.
  • b. Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares o complementarias del centro por un período superior a cinco días lectivos e inferior a dieciséis.
  • c. Cambio de grupo por un período superior a cinco días lectivos e inferior a dieciséis.
  • d. Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases durante un período comprendido entre seis y quince días lectivos. Durante la impartición de estas clases, el alumno deberá permanecer en el centro realizando las actividades que determine el profesorado responsable de las mismas, para evitar la interrupción en el proceso formativo. El jefe de estudios organizará la atención al alumno.

 

 Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia del centro previstas en las restantes letras del artículo 169, podrán ser corregidas con las siguientes medidas educativas:

  • a. Suspensión del derecho de asistencia al centro durante un período comprendido entre seis y quince días lectivos. Durante el tiempo que dure la suspensión, el alumno deberá realizar las actividades que determine el profesorado que le imparte docencia, para evitar la interrupción en el proceso formativo. Durante ese tiempo el alumno visitará el centro para que el profesorado controle la realización de las actividades encargadas y pueda realizar consultas a sus profesores, en las horas que éstos tengan destinadas a visitas de padres. Además podrá acudir a la realización de las pruebas escritas.
  • b. Suspensión del derecho de asistencia al centro durante un período comprendido entre dieciséis y treinta días lectivos. Durante ese tiempo el alumno visitará el centro para que el profesorado controle la realización de las actividades encargadas y pueda realizar consultas a sus profesores, en las horas que éstos tengan destinadas a visitas de padres. Además podrá acudir a la realización de las pruebas escritas.
  • c. Cambio de centro.

 El Director impondrá las correcciones previstas en el artículo 170 oído el tutor y el equipo directivo tomará la decisión, que motivará adecuadamente, tras oír al alumno, y, si es menor de edad, a sus padres o representantes legales, que serán citados de forma que pueda quedar constancia de haber recibido la citación de la fecha de recepción, levantando acta de dicha comparecencia. La incomparecencia sin causa justificada del padre o tutor, si el alumno es menor de edad, no impedirá la imposición de dicha corrección. El alumno, o sus padres o representantes legales, podrán presentar una reclamación en el plazo de dos días lectivos, a partir del siguiente en que se produjo la notificación, ante el Director General de Ordenación Académica, cuya resolución pondrá fin a la vía administrativa.

 

 El Director impondrá, en resolución motivada, las sanciones contempladas en el artículo 171 previa instrucción de expediente disciplinario regulado en la Sección 2a de este capítulo.

 

Cuando se imponga la corrección prevista en el apartado c. del artículo 171 a un alumno de enseñanza obligatoria, la Consejería de Educación y Cultura procurará al mismo un puesto escolar en otro centro docente. Dado el carácter educativo que tienen todas las medidas correctivas, el Director en su resolución motivará la necesidad de la misma.

 

Las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro prescribirán en el plazo de cuatro meses, contados a partir de la fecha en que se hubieran producido y excluidos los períodos no lectivos.

 

Procedimiento para la tramitación de los expedientes disciplinarios.

 Al iniciarse el procedimiento o en cualquier momento de su instrucción, el Director, por decisión propia, o a propuesta, en su caso, del instructor, podrá adoptar medidas cautelares o provisionales, motivando adecuadamente su establecimiento. Las medidas provisionales consistirán  en la realización de tareas fuera del horario lectivo, o en el cambio temporal de grupo, o en la suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases o actividades o en la suspensión del derecho de asistencia al centro por periodos en todos los casos que no podrán exceder de la duración de la sanción que pudiera serle impuesta a la finalización del procedimiento, siendo de abono el período que haya permanecido el alumno sujeto a la medida provisional. Las medidas cautelares adoptadas serán comunicadas fehacientemente al alumno y a sus padres o tutores si es menor.

 

El director decidirá la incoación del expediente y designará a un profesor como instructor. Dicha incoación, y el nombramiento del instructor se comunicarán al alumno y, si es menor de edad, a sus padres o tutores legales, por medios que permitan dejar constancia fehaciente de su recepción. La negativa a recibir la comunicación no impedirá la continuación del procedimiento.

 

 El alumno y, en su caso, sus padres o representantes legales podrán recusar al instructor ante el Director de acuerdo con lo previsto en los artículos 28 y 29 de la Ley 30/1992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.

 

 La instrucción del expediente se incoará en un plazo no superior a los cinco días lectivos, desde que se tuvo conocimiento de los hechos o conductas merecedoras de corrección con arreglo a este Reglamento.

 

El plazo de instrucción del expediente no podrá exceder de quince días lectivos.

 

 El instructor, desde el momento en que se le notifique su nombramiento, iniciará las actuaciones conducentes al esclarecimiento de los hechos, entre ellas la toma de declaración de aquellas personas que pudieran aportar datos de interés al expediente.

 

En un plazo no superior a tres días lectivos desde que se comunica la incoación del expediente, el instructor notificará al alumno, o a sus padres o tutores, por medios que permitan dejar constancia fehaciente de su recepción si aquel fuera menor, el pliego de cargos en el que se expondrán con precisión y claridad los hechos imputados, dándoles un plazo de dos días para alegar cuanto estimen pertinente.

 

Concluida la instrucción del expediente, el instructor formulará al Director la propuesta de Resolución que deberá contener los hechos o conductas que se imputan al alumno, la calificación de los mismos, las circunstancias atenuantes o agravantes si las hubiere, y la medida correctiva que se propone.

 

Acompañado del profesor tutor, el instructor dará audiencia al alumno y, si es menor a sus padres o tutores, para comunicarles la propuesta de resolución y el plazo de dos días lectivos para alegar cuanto estimen oportuno en su defensa. En caso de conformidad y renuncia a dicho plazo, ésta se deberá realizar por escrito.

 

 Transcurrido el plazo de alegaciones se elevará al Director el expediente completo que incluirá necesariamente la propuesta de Resolución y todas las alegaciones que se hubieran formulado.

 

 El Director resolverá en el plazo máximo de dos días lectivos desde que recibe la propuesta y la comunicará fehacientemente al alumno o a sus padres o tutores.

 

Se comunicará a la Inspección de Educación y a la Dirección General de Ordenación Académica el inicio del procedimiento de expediente disciplinario y la resolución adoptada por el Director.

 

La resolución del procedimiento deberá notificarse en el plazo máximo de veinticinco días lectivos desde la fecha de inicio del mismo. Deberá estar suficientemente motivada, y contendrá los hechos o conductas que se imputan al alumno; las circunstancias agravantes o atenuantes, si las hubiere; los fundamentos jurídicos en que se basa la corrección impuesta; el contenido de la medida correctiva y fecha de efecto de la misma y el órgano ante el que cabe interponer recurso y plazo del mismo. La notificación se realizará mediante cualquier medio que permita dejar constancia fehaciente de su recepción.

            El Consejo Escolar podrá proponer al Director las medidas oportunas en el caso de que los padres o tutores insten la revisión de la decisión adoptada por aquel, de concordancia con la posibilidad prevista en el artículo 127, letra f de la LOE. En este caso, el plazo del recurso contemplado en el artículo 56.2 del Decreto 119/2005 de 21 de Octubre de 2005 de la Consejería de Educación y Cultura, empezará a contar desde la fecha de la notificación de la resolución que el Director dicte a propuesta del Consejo Escolar. La revisión a que se ha hecho referencia podrá realizarse en el plazo de 48 horas desde que se tiene conocimiento de la decisión adoptada por el Director. Asímismo, el Director ratificará o dictará nueva resolución en el plazo de 48 horas. En el mismo sentido se procederá en relación con el artículo 53.1, segundo párrafo.

 

Contra la resolución del Director, el alumno, sus padres o representantes legales, podrán presentar un recurso de alzada en los términos previstos en los artículos 114 y siguientes de la Ley 30/1992 de 26 de noviembre, en la redacción dada por la Ley 4/1999, de 13 de enero, ante la Dirección General de Ordenación Académica, cuya resolución pondrá fin a la vía administrativa.

 

                                                         Cieza, 31 de Mayo de 2006.

 

 

 

 

 

 

 
Enlaces Institucionales
Directorio de Centros carm recursos