Nuestro Centro» Historia
Nuestro Centro
La historia de nuestro centro.

La Enseñanza Media y Profesional, comenzó en Jumilla en el año académico 1952-1953. En los primeros momentos se trataba de una idea vaga, confundible y sin radicación real, pero poco a poco fue tomando cuerpo definitivo, arraigo y personalidad propia. Su edificio, su creciente número de alumnos tanto de Bachillerato como del Cursillo de Extensión Cultural e Iniciación Técnica y su actividad así docente como divulgadora por la radio, prensa y dos conferencias llevaron a todos los rincones de la Ciudad y comarca lo que pretendía este Instituto laboral, resolver el nunca abordado problema, de la educación y capacitación de la gran masa de españoles radicados en la lejanía de las grandes ciudades.

Debido a que Jumilla poseía una importante riqueza vinícola, aceitera y espartera, se necesitaba una orientación técnica para su perfeccionamiento, lo que implica un mayor auge y conocimiento de los sistemas modernos de cultivo e industrialización en todas sus ramas.

La idea y realización de los Institutos Laborales son obra de Franco y el Exc. Sr. Ministro de Educación Nacional D. Joaquín Ruiz-Giménez y el Director General de Enseñanza Laboral Excmo. Sr. D. Carlos Mª Rodríguez Valcárcel.

Los cursos académicos se inauguraban mediante dos actos, uno religioso y otro académico, el primero consistía en escuchar una misa y en el segundo se leía la memoria del curso anterior, se repartían premios a los alumnos con Matrícula de Honor y se exponían algunos trabajos. 


historia02 historia04  historia11

 

En ningún momento se perdían de vista la orientación práctica de las asignaturas, por ello, se frecuentaron las excursiones y salidas al campo, así como los trabajos de laboratorio.

historia14

El día 10 de Mayo de 1954 encontrándose ya terminadas bastantes aulas, dependencias y servicios del magnífico edificio que se construye para el Instituto Laboral y aprovechando la mayor duración de la luz solar, así como el haber finalizado el segundo Cursillo de Extensión Cultural e Iniciación Técnica, cuyas clases eran nocturnas, pudo hacerse el traslado al nuevo edificio desde las dependencias provisionales que el Excmo. Ayuntamiento facilitó, haciendo uso, una vez más de su incondicional apoyo, en el Colegio Municipal San Francisco de Asís, desarrollandose desde entonces todas las actividades en el nuevo edificio.

Tanto el proyecto del edificio como la dirección de las obras perteneció al Arquitecto D. Eduardo Jiménez Casalins. Además del edificio, había una serie de terrenos que el Excmo. Ayuntamiento adquirió para Campo de Prácticas Agrícolas.

hsitoria08

Uno de los cometidos que se encomendó a los Institutos Laborales por la Ley de Bases de la Enseñanza Media y Profesional, aparte del Bachillerto Laboral propiamente dicho, era la de cooperar a la elevación cultural y profesional de la comarca por ello se organizaban cursos para aquellos que no podían asistir a las enseñanzas del Bachiller. Sus clases se celebraban tras la jornada de trabajo.

Con objeto de explicar y propagar los fines de la Enseñanza Media y Profesional y dar la mayor difusión a lo que se pretende y en qué consiste se ulizaba la emisora parroquial. Así se emitían noticias de Centro de interés para el público, notas legislativas, de humor, diálogos entre alumnos, resúmenes de excursiones realizadas.

En el instituto de Jumilla, como en todas las asignaturas, en ésta se armonizó la teoría con la práctica, es decir, las clases propiamente dichas, con la realización de actos de devoción. Así, aparte de los actos habituales de rezo semanal del Santo Rosario y asistencia a la misa de los domingos y días festivos, el centro conmemoraba otras fechas señaladas como misa en honor a los Caídos, día del estudiante Caído, Miércoles de Ceniza...

historia13

Debido a que el término de Jumilla era muy extenso, ocasionaba que una gran parte de la población viviera en sus explotaciones agrícolas, además, estaba la propiedad muy repartida y las familias dedicaban gran parte de su tiempo a vivir en el campo junto a lo que constituía su capital, generalmente pequeño, pero que a pocas familias jumillanas faltaba. Esto dio motivo a que los hijos se vieran privados de asistir al instituto laboral, ya que no existía posibilidad de un traslado diario, pues los transportes ordinarios resultaban caros y el hacerlo en bicicletas resultaba imposible debido a las grandes distancias. Así, se se creó un internado que acojía a estos alumnos y también a aquellos de la misma pero en las temporadas en la que los familiares se ausentaban para atender las faenas agrícolas. Los chicos permanecían en el internado los días hábiles de la semana, pasando los domingos con sus padres y en contacto con su medio, al que llevaban las enseñanzas del instituto.

El centro también contó con un aparato de cine para películas de 16 mm con el que se proyectaban películas en el Salón de Actos.

También se contó con un Observatorio meteorológico sencillo, pero suficiente para conocer la cantidad de lluvia, dirección y velocidad del viento, de cuyas observaciones se daba cuenta periódicamente para interés de todos.

Enlaces Institucionales
Directorio de Centros carm recursos