TOCANDO SONRISAS
Escrito por Webmaster Plataforma, lunes 11 de mayo de 2015 , 14:52 hs , en Aulas Santa Lucía

La sesión en la sala de adaptación al medio la hemos realizado con un concurso donde los niños tenían que adivinar de qué película era la música que tocábamos. Además el profesor Hugo ha explicado todas las partes del contrabajo, un instrumento desconocido para ellos.

 También han participado en conjunto con los profesores acompañando una de las canciones con una bocina, donde según el instrumento que tocaba, debían hacerla sonar uno u otro niño.

 En el aula hemos realizado la misma actividad con dos niños y con participación del personal médico y después hemos ido a dos habitaciones donde se encontraban niños que no podían asistir al aula para realizar la misma actividad.

Un día como cualquier otro. Tengo concierto, como tantas veces a lo largo de mi vida, y estoy un poco tenso. No debería de estarlo, no hay ningún pasaje difícil, ningún momento complicado ni técnica ni musicalmente, sin embargo sigo sintiendome tenso. Encuentro a Miguel Ángel, mi pianista para hoy, y lo veo relajado, conversamos en el coche mientras llegamos. Vamos a tocar, es mi primera vez,  en una sala pre-quirofano para los niños del hospital Santa Lucía. Niños - hospital, niños - hospital, niños y hospital son dos palabras que jamás deberían ir unidas.


Se adelanta Miguel Ángel y yo espero, tenemos un plan, luego entro con el contrabajo en ristre haciendo un poco el tonto, innato en mi, preguntando si allí ensaya la filarmónica y el ambiente cambia. Veo que sus hermosos ojos  infantiles se iluminan, bromeo sobre el uniforme ( ellos llevan uno azul y a mí me han dado uno verde) y sonríen, sus madres también lo hacen. Me entran ganas de tocar, me da igual tocar más o menos afinado, con mejor o peor sonido, quiero tocar, sorprenderlos, transportarlos al mundo de la música y arrancarlos de la temprana jugarreta que la vida les ha hecho. Tocamos temas de peliculas infantiles, de series de televisión, música de video-juegos y ellos tienen que adivinar el título, lo hacen con su espíritu de niños, queriendo jugar, olvidando,  compitiendo  en un improvisado concurso donde todos serán los ganadores, entre tanto se llevan a uno de los pequeños a quirófano y lo despedimos con música y aplausos.

Después subimos a planta y hacemos de músicos ambulantes pasando por  las habitaciones con nuestras camisetas de los Simpson ( los instrumentos no son los más indicados pero no nos importa) tocamos como sea, Miguel Ángel apoya el piano eléctrico en una silla y yo tiro las partituras encima de las camas, nos reciben con cariño en la mirada, se acercan familiares a los que la música les borra de su cerebro, por unos minutos,  dónde están y rompemos con el tedio de la espera, con la monotonía del segundero y hasta con el olor aséptico que todo lo impregna.

Ha sido una mañana intensa y no estoy cansado, seguiría tocando pero, por desgracia, el ritmo de los hospitales no es el ritmo de la música. Nos vamos pensando en volver, hasta la próxima.

A veces la vida se empalaga más de lo debido y no debemos dejar que para ellos sea tan pronto

P.D. Mi agradecimiento y admiración para Juana Mari ( la maestra) y todo el personal que los mima con una sonrisa perpetua dibujada en la boca. Y para Miguel Ángel, uno de los dos tenía que estar tranquilo.

Comentario de Hugo Valero en su blog:

http://hugovaleroeldiadeloslocos.blogspot.es/

Miguel Ángel Marín y Hugo Valero, profesores de música en el Conservatorio de Cartagena,colaboradores en el programa de "Música los jueves".



Agregar comentario
Comentarios
Calendario
mayo 2020
lumamijuvido
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
 
Archivo
 
Categoría
 
Nube de etiquetas
 
Últimos comentarios