UN DUENDE LLAMADO LEPRECHAUN
Escrito por Webmaster Plataforma, martes 27 de noviembre de 2012 , 09:19 hs , en Aulas Cirugía y Escolares Arrixaca


La mañana amaneció soleada. El coche lo llevabamos cargado de material y mucha ilusión. Recogí al trastorno de mi compi y pusimos rumbo al hospi.
Llegábamos con el tiempo algo pegado y además solicas, ya que somos “veteranas” y se supone que conocíamos el camino, pero nos traicionaron los nervios y nos equivocamos,para  corregir el error tuvimos que hacer una pequeña pirula que Ana vio desde el punto de encuentro, percatándose de la   locura que llevábamos y que confirmó al ver el material que habíamos elaborado.
Tras disfrutar de un maravilloso desayuno saludable y de una agradable conversación, nos dirigimos al aula para preparar la sesión.
La llegada de los niños fue muy escalonada, lo que hizo que nos retrasáramos en su inicio y no pudimos jugar al bingo duendil.
Empezamos hacer el ganso ya desde el principio, presentándonos con gorros de gnomos y tréboles en las batas. Después  ambientamos la sala dando un toque de oscuridad para el visionado del peliculón “Dropy viaja a Irlanda”, a los niños le resultó muy gracioso. 
Para identificarnos, le dimos un colgante trebólico a los niños para que escribiesen su nombre. Se lo tenían que colgar, y de esta manera   las travesuras de nuestros pequeños duendes no les afectaban.
Ya metidos en materia les fuimos presentando a los pequeños duendes con los que íbamos a pasar la mañana. El simpático Leprechaun fue el primero en salir, le hablamos  de sus orígenes, de sus rasgos físicos, de las travesuras que realiza cuando se enfanda, aunque este pequeño duende es bondadoso. Terminamos contándole una leyenda de su país.
Después, le presentamos a su primo, el duende asturiano, conocido como Trasgu. Le contamos cómo es, donde habita, las pequeñas diabluras que hace por la noche y el secreto para deshacerse de este malvado y travieso demonio.
El tiempo volaba y Juana Mari nos avisó de la hora que era. Debíamos de aligerar en nuestras explicaciones si queríamos llegar a los talleres. Así lo hicimos.
En primer lugar, elaboramos una marioneta articulada de nuestro querido Leprechaun. Los niños tenían que colorear al duende, recortarlo y unir sus partes con encuadernadores. El taller, dada la edad avanzada de nuestros niños/as, se desarrolló con rapidez.
Pasamos a crear el arcoiris de monedas, que era como un móvil mágico. Lo hicimos con platos de papel. Los niños tenían que pintar semicírculos de los colores del arcoiris. Debajo de éste, se encontraban unas nubes de algodón y de éstas colgaban las monedas de oro que tanto le gustan a nuestro duende irlandés.
Amenizamos nuestros trabajos con música celta, que entusiasmó a los niños y adultos, creando un ambiente de calma y bienestar. A los enfermeros que entraban en el aula les llamó la atención y nos felicitaron por el ambiente tan apacible que se generó.
La sesión llegaba a su fin, el tiempo apremiaba y Juana Mari nos lo avisaba. Con gran aturullo, presentamos nuestro duende a tamaño natural que carecía de rasgos faciales, su cara sería la de todos los niños que habían asistido. Y, por último, nos despedimos de  aquellos niños que se habían convertido en duendes por un día.
Al finalizar y comprobar el grado de participación de los niños, la aceptación de las actividades, sus múltiples sonrisas, su motivación  y el cariño que depositaron en nosotras, ambas coincidimos en lo gratificante  y satisfactorio que es ser partícipes de este proyecto. Agradecer a Juana Mari la alegría con la que nos recibe en cada sesión y su colaboración en nuestras locuras.
                                  ¡ ¡ Un saludo duendil ! !   Eva y Toñi


Agregar comentario
Comentarios
Calendario
septiembre 2020
lumamijuvido
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    
 
Archivo
 
Categoría
 
Nube de etiquetas
 
Últimos comentarios