Voy a empezar por el final
Escrito por Webmaster Plataforma, martes 17 de abril de 2012 , 09:07 hs , en Aulas Cirugía y Escolares Arrixaca

Voy a empezar por el final.
            Al salir de las Aulas Hospitalarias descubrí en mí  una sensación agridulce. Cuando uno ha estado ingresado sabe de los minutos interminables, de las habitaciones frías, de las preguntas interminables.
            Me hubiera gustado decirles a esos niños, al finalizar la sesión, que no hacía falta más que lo hecho para poder irse  a casa. Que solo hacía falta nadar en el color y utilizar la imaginación.
            Ellos me han asaeteado con sus sonrisas “in crescendo”, con su ánimo, con su forma de palpar el tiempo.

            Hubiera querido que mi trabajo artístico fuera la tijera que corta ese cordón umbilical que les ata temporalmente a la “Arrixaca”. Pero solo he sido, hemos sido una gota, una diminuta gota, de bálsamo alrededor de ese cordón. Las maestras y maestros que están allí son enormes tubos de bálsamo que diariamente se derraman y que nunca se agotan. Gracias.
            Colgamos del techo los dos collage que llevábamos para que conforme fueran llegando abrieran los ojos, como platos, y se olvidaran de sus habitaciones, de sus camas, de esos pasillos largos y fríos y se sumergieran  en la naturaleza, identificándose con sus animales favoritos.

            Ponemos varios montones de hojas por el suelo. Todo por colores: rojos, azules, verdes, grises, negros, violetas… Encima de una mesa ponemos un sinfín de siluetas de animales marinos y terrestres, salvajes y domésticos. Ese es el mundo en el que vamos a bucear durante un tiempo.
            Llega la primera cama. Es una niña de 3 ó 4 años. Se pierde entre las sábanas. No llora pero tampoco habla. Parece que “el gato se le ha comido la lengua”. La voluntaria, gracias Mª José por tu ayuda, se pone con ella. La niña elige el animal. Se hace la silueta con lápiz sobre un folio y con sus manitas y las de su ayudante van recortando trocitos de papel de colores, dos tonos del mismo color, para rellenar primero el espacio interior de la silueta y posteriormente en otro folio el espacio exterior. Poco a poco le van saliendo las palabras y su sonrisa pasa de tímida a ser  amplia y bonita.

            Llega una niña en sillas de ruedas. Ella si trae una amplia sonrisa y una serie de cables que temporalmente serán su cordón umbilical. Hasta dos camas más van a llegar.
            ¡Pero van llegando más! ¡Por su propio pie! Son más pequeños y son acogidos por Sole. Entran un poco “a ver qué va a ser hoy”. Sentados en una mesa camilla, justo a su medida eligen animal, siluetean, eligen color y…
            ¡Llegan 3 ó 4 más! Son algo más grandes y me pongo con ellos. Llegan serios pero enseguida nos presentamos y se rompe el hielo.
            Rápidamente, todos, nos sumergimos en ese mundo de colores. Cada uno elige un animal. Lo siluetea sobre un folio. Elige un color y si puede, coge dos tonos de ese color. Si no puede se lo damos nosotros. Unos empiezan rellenando el espacio interior. Otros el exterior.
            Nosotros vamos pasando de uno a otro ayudando a cada uno de ellos en la medida de lo posible.

            ¿Me lo puedo llevar? ¡Claro que sí! Fírmalo que lo has hecho tú. Lo montamos sobre una cartulina negra para que quede realmente bonito.
            Estamos en un taller creativo. Estamos temporalmente fuera del tiempo. Queremos salirnos/sacarlos del tiempo que nos/les atenaza.
            Algún niño se cansa al hacer la primera parte del trabajo y se va a juegos.
            Otra niña repite y hace un segundo trabajo.
            Otra niña de 2º de E.S.O. está encantada con el trabajo. Termina su creación y se pone a leerle un cuento a otra niña más pequeña. Esa interacción es alucinante. Yo odiaba la plástica, me comenta, pero esto no es lo que a mí me han enseñado de plástica.

            Entre todos ponemos título al taller.
            Nos han llegado unos doce o trece niños: unos en camas, otros en sillas de ruedas, otros con vías cogidas, otros con manos vendadas. Todo eso son artilugios médicos. Nosotros se los hemos devuelto llenos de imaginación y color. Gracias por todo.






                                                 Jose María Sánchez y Sole Cascales


Agregar comentario
Comentarios
Calendario
septiembre 2020
lumamijuvido
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
282930    
 
Archivo
 
Categoría
 
Nube de etiquetas
 
Últimos comentarios