Olimpiadas en el hospital
Escrito por Webmaster Plataforma, martes 6 de marzo de 2012 , 09:04 hs , en Aulas de Cirugía y Escolares Arrixaca
Toñi  Lajarín y Eva Hidalgo

Llegamos al hospital con menos dificultad que en la primera sesión, aunque con los mismos nervios en el estómago. Cuando llegamos, Ana ya estaba esperándonos en la garita y, con su eterna sonrisa, nos acompañó a la zona de aparcamiento, camino que casi tenemos ya memorizado. Prometemos que la próxima vez ya no tendrá que bajar a la garita a esperarnos.
    



 En sala de profesores nos esperaba Juana Mari, otros profesores y un excelente desayuno saludable. Tras una amena conversación con los profes del hospital y con las fuerzas al cien por cien, nos encaminamos hacia el aula. Juana Mari nos iba informando de los niños que nos encontraríamos esa mañana. Para ella la mañana se presentaba con muchas incertidumbres, ya  que había habido muchas altas en días anteriores.
   


  Juana Mari nos pidió como favor el dejar materiales para los niños que estaban con Ana. Aceptamos muy gustosas su propuesta, así que mientras que nosotras estábamos realizando la sesión en el aula hospitalaria, Ana la estaba llevando a cabo con otros niños en su aula. Por lo tanto, las olímpiadas en el hospital la disfrutaron todos los niños.
     



Una vez en el aula, comenzamos a colocar los diferentes materiales que íbamos a utilizar en nuestra sesión y a explicarles a los monitores que nos ayudarían lo que realizaríamos esa mañana.
    



  Muy poco a poco los niños comenzaron a entrar en el aula, expectantes ante los que allí iba a suceder. Lo que más les llamo la atención a todos fueron los aros, los  conos y sobre todo un cohete que nos se convertiría en  nuestra  jabalina en la realización de unas de las pruebas.
     





Comenzamos las actividades de nuestra sesión  con una proyección de “DOKY DESCUBRE LOS DEPORTES”. Mientras tanto, las salimos del aula, para, una vez terminada la proyección,  entrar con la antorcha olímpica con el sonido de fondo de Carros de Fuego. La entrada fue apoteósica, los niños miraban alucinados y sorprendidos la escena.  Tras nuestra entrada triunfal, les dejamos  a los niños la gran antorcha y se la fueron pasando entre ellos. Después realizamos una pequeña introducción sobre las olimpiadas al tiempo que les hacíamos preguntas a los niños  sobre los juegos olímpicos, los deportes y demás para saber sus conocimientos previos.
    





Esto nos sirvió para desarrollar la primera actividad. El taller consistía en  colorear una corona de laurel, como los antiguos atletas, para poder participar en las  olimpiadas. La actividad les gustó mucho y cuando las terminaron se las pusieron en la cabeza.
    



Terminada la actividad le dijimos que tenían que elaborar un instrumento con el que posteriormente tendrían que participar en las olimpiadas, ya que era pieza fundamental en una de las pruebas.
    



El instrumento consistía en colorear un rectángulo de cartulina, como cada uno quisiera y enrollarlo formando un canuto. En un extremo del mismo  se colocaba un cordón de lana del que colgaba una bola. Fue una actividad  muy entretenida y donde los niños disfrutaron coloreando y dejando volar su imaginación.
   


 Finalizadas las actividades artísticas, los niños estaban ansiosos por comenzar los juegos.
    Para realizar las Mini olimpiadas, decidimos ir rotando nosotras de forma que los niños/as no tuviesen que moverse apenas. Así que cada una de nosotras y de los monitores se dedicó a hacer una prueba con los niños. Las pruebas consistían en lo siguiente: lanzamiento de aros a un cono;  lanzamiento del cohete (la jabalina), según la distancia que alcanzaba el cohete desde el punto de salida se puntuaba más o menos; colar la bola dentro del canuto de cartón (juguete que habíamos realizado en el taller), se contaban las veces que encestaban la bola durante un minuto; lanzamiento de una pelota a canasta; tangram ( esta prueba media la agilidad mental, se puntuaban las figuras que eran capaces de realizar en un minuto). Resaltar las caras de alegría y de disfrute de los niños mientras estaban inmerso en los juegos, nos reflejaban que las actividades estaban cumpliendo su objetivo, hacer olvidar a los niños por un momento donde estaban.
    



 Una vez realizadas las pruebas, fuimos  otorgándole a los niños/as el diploma por haber participado en las “Olimpiadas del Hospital”, nombrábamos a los niños y  todos aplaudían al unísono. Tras este pequeño evento, realizamos la entrega de medallas. Juana Mari improvisó un mini podium donde los niños recibían sus medallas al tiempo que se escuchaba de fondo el Himno de  España. Juana Mari, que está en todo y es muy detallista, buscó  en internet el himno de Polonia, ya que en el aula se encontraba un niño polaco.
    



 La entrega de medallas fue muy emocionante, sobre todo cuando los niños más pequeños subieron al pódium. Sus caras consiguieron ponernos los pelos de punta  y emocionar a todos los que allí nos encontrábamos.
     Al terminar la sesión y comprobar el grado de participación de los niños, la aceptación de las actividades, sus múltiples sonrisas, su motivación durante toda la sesión y lo contentos que se fueron con sus medallas, su diploma y su corona de laurel, ambas coincidimos en que fue una experiencia muy gratificante y satisfactoria, e incluso nos emocionamos por lo bien que había transcurrido la sesión y porque era nuestra última intervención durante este curso escolar.  Agradecer la colaboración de todo el equipo, en concreto de JuanaMari  por transmitirnos su alegría y su ilusión.
              Gracias por hacernos partícipes en este proyecto.
Un saludo olímpico
Toñi Lajarín y Eva Hidalgo



Agregar comentario
Comentarios
Calendario
febrero 2020
lumamijuvido
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
242526272829 
 
Nube de etiquetas
 
Archivo
 
Categoría
 
Últimos comentarios