Secciones
FESTIVIDADES MATERIAL PARA TRABAJAR» SAN CLEMENTE
FESTIVIDADES MATERIAL PARA TRABAJAR
GUIÓN COLEGIO

don alfonso con el rey moro. antes de su conquista

colegio alfonso x el sabio

 

 

 

Don alfonso

 

Escuchad si así os place,

por llevar este centro mi nombre,

compartiré hoy con mis buenos amigos

 mi lucha y mi fe de hombre.

 

Cómo conquisté la más bella ciudad

 jamás encontrada

y el castillo que detrás tenéis

desde vuestro patio veis,

y del que su historia verdadera

hoy aquí quedará relatada.

 

Permitidme que me presente,

Don Alfonso me llaman,

forjé el nombre de vuestro colegio

 gracias a mi espada

 y mi noble semblanza

 

Hoy martes 23 de noviembre

en esta noble entrada,

donde pequeños amigos

 hoy me dísteis morada

al Rey Moro hoy me encuentre

y ver su luna derrocada.

 

 

Coraza llevo de hierro

yelmo bruñido y plumaje.

Y una cruz sobre el pecho

que más que mis armas vale

 

 

 

 Crucé la vega de Lorca,

bajo almendros y olivares,

espero que vuestros maestros

que mucho de esto saben

contaran mis hazañas

con mi caballo entre azahares.

 

Me detuve por entre aquellos albares

y, echado el pie a tierra,

canté bien estos cantares:

 

 "Quisiera ser,

  Lorca mía,

el aire que tu cielo toca,

para ver tu castillo almenado

sobre la fuerte y dura roca

 

 

 Quisiera ser,

Lorca mía,

la tarde que tu día borra,

para escuchar las acequias

quejarse al monte

que les da sombra.

 

Hoy delante de estos niños

alcanzaré los muros del castillo

y explicaré como fue mi historia

y como en vuestro colegio

mi nombre alcanzó la gloria

 

 

 

rey moro

 

 "¡Que Alá te valga, cristiano,

muy bellas palabras sabes!

No las sabrías mejores

si de una sultana hablases.

 Moros de Lorca nacimos

y palabras iguales

nunca vimos

 ni escuchamos

en lengua mora o romance.

 

Pero delante de estos niños lorquinos

no sea que tu lengua se ensanche

 y con habladurías sobre tus conquistas encantes

 

 Amor a la misma ciudad

profesamos, no te espantes;

que en esta vega dejamos

el corazón que nos late.

 Gran sultana es esta vega

y no hay moro que no la ame.

Y por decir que son nuestras

las palabras que cantaste,

aquí mismo entre los seis

¡hemos jurado matarte!".

 

Don alfonso

 

-Bandera para mi torre

haré con esos turbantes,

y bandeja con mis armas

con el hierro de tu alfanje.

 

 

¡Lorca de vega y castillo,

Dama del sol de la Tarde! 

entre almendros y olivares.

 

¡Ay, frontera de los Reinos

castellano y almohade!

Moro que el cielo te haga dichoso le pido a mi Cruz bendita. 

Ya lo has de ver, pues me abruma la impaciencia por cumplir de mi conciencia con un sagrado deber. :

Moriscos! Ya nuestros bravos soldados frente a frente situados, prestos a la lucha están. Ya el relinchar de los brutos y el crujir de las corazas

Bien pronto los resplandores de ese sol que nos alumbra, convertiranse en sol cristiano

rey moro

Descripción que me haces de la guerra, ¿crees que mi ánimo se aterra? Termina ya tu sermón. 

don alfonso

Sé indulgente, gran morisco y un momento más escucha. 


rey moro

Vamos cristiano a la lucha. 

 

 

 


Don alfonso

 

Es que la quiero evitar.

Quiero que seamos hermanos como tales nos amemos y sólo al Dios adoremos que adoramos los cristianos.

 Que no busques otra luz del mundo en nuestro camino que la del faro divino de mi Santísima Cruz.

Que jamás ostentar dejes esas reliquias mentidas de sectas envilecidas que obras son de los herejes.

 Que os inspiréis en mi Dios, de Cielos y Tierra Rey y de su divina Ley

Que apagues tu encono fiero y hacer la paz te decidas para salvar estas vidas que va a segar el acero, y con nobleza y honor los ejércitos unidos, desde hoy queden convertidos a la gracia del Creador.

 

rey moro

¡Tranquilo, sí… estarlo debe y con sobrada razón quien no tiene corazón o como el tuyo que es de nieve! Gran ruindad se necesita, ¿dije ruindad? ¡Cobardía!, para venir este día a hablar de una Cruz bendita, de un Dios que será un cualquiera y que en verdad y no en broma, será un criado de Mahoma de los de más baja esfera. 


Don alfonso

¡Impío, calla esos labios! 


rey moro

Alfonso, no alces el grito, que para un leño y un mito no hay ofensa ni hay agravios. Que es su valor tan menguado y tan mezquino su precio, que sólo con mi desprecio lo encuentro muy bien pagado. Ya verás, gran General, dentro de breves momentos esas cruces y esos cuentos a dónde van a parar. Y esa Cruz tan altanera, la mirarás convertida en asta de mi bandera.


Don alfonso

¿Tiemblas? Pues ¿do está tu alarde de arrogancia y de valor? ¿Qué hiciste de aquellos bríos que mostrabas belicoso cuando, humilde y silencioso escuché tus desvaríos?. 

rey moro

¡Cristiano! 

Don alfonso

No hay que perder un momento más. Escucha ¿quisiste lucha? trae tus estados enteros, que un puñado de guerreros basta para tus legiones.

 ¡Di a Alá que te preste luz, di que de su altura de gloria y preside la victoria de los hijos de tu Dios.

 

Don alfonso

¡Te hallaré aunque te ocultaras en el seno del abismo! Aléjate moro impío.

rey moro

Volveré, cristiano… 


Don alfonso

No volverás, africano, lo juro por el Dios mío. 

rey moro

Guerraa el moro grita. 

Don alfonso

Guerra sarraceno. 

rey moro

¡Viva nuestro Alá agareno! 

Don alfonso

¡Viva nuestra Cruz bendita! 

Enlaces Institucionales
Directorio de Centros carm recursos