Secciones
Documentos» Carta Medioambiental
Documentos
Carta Medioambiental

Las personas que formamos parte de la comunidad educativa, alumnado y profesorado, pasamos muchas horas al día en el Instituto; también el personal de administración y servicios: personal de oficina, conserjes, etc. El instituto es nuestro lugar de trabajo y también nuestra casa; es un lugar que compartimos con nuestros compañeros y nuestros amigos. Aunque enseñar y estudiar exigen de nosotros mucho esfuerzo, también es cierto que en el Instituto podemos pasar muy buenos momentos y hacer amigos para toda la vida.

Por eso, el Instituto debe ser un lugar confortable para nosotros. Sentirse bien es imprescindible para enseñar y para aprender. Ese bienestar deseable viene de tener unas buenas relaciones con los demás, pero también de un entorno agradable y limpio. Bienestar es también tener la seguridad de que siempre vas a encontrar personas en las que confiar y que nos ayudarán cuando lo necesitemos. El bienestar no es algo que se compra o se implanta. El bienestar es un logro de todos.

En el centro convivimos a diario más de mil personas, y sabemos entendernos sin problemas. Lo que hace cada uno de nosotros tiene mucha importancia, para uno mismo y para los demás. Por ello hemos de tener un compromiso común, compartido, que manifestamos en esta Carta.

Por todo ello, como miembro de la comunidad educativa del IES ALJADA:

1. Me comprometo a conocer y participar en las actividades complementarias y extraescolares que se organizan en el centro.

Estas actividades sirven para aprender cosas interesantes y útiles para nuestra vida. Conferencias, visitas, estancias e intercambios en el extranjero, etc. También se puede participar en las actividades de profundización, el blog de la Biblioteca, el programa de debates, en la mediación escolar...y por las tardes, en Talleres muy amenos. Si la actividad que más nos gusta no nos la ofrece el centro, podemos proponerla al Departamento de Actividades complementarias y extraescolares que verá si es posible ponerla en marcha. Si no disponemos de recursos económicos para participar en una actividad que nos interese, debemos comunicarlo al tutor u otra persona de confianza para que nos ayuden.

2. Me comprometo a hacer buen uso de los medios informáticos y las redes sociales.

Las redes sociales deben ser utilizadas para comunicarnos con nuestros amigos y familiares, para ayudarnos en nuestros trabajos y en el estudio pero nunca para hacer comentarios, reírnos o difamar a otras personas... eso, además de ser un delito muy grave, hace mucho daño a los afectados. Hay que pensar que, aunque en las redes nos sentimos anónimos, todo lo que se lanza en una red social circula de unos a otros rápidamente y deja huella. Siempre se sabe quién ha iniciado o reenviado los mensajes.

3. Me comprometo a crear en el aula un ambiente favorable al trabajo,evitando las disrupciones.

Si en las clases reina un ambiente de calma y silencio, de cooperación entre compañeros, se atienden las explicaciones del profesor, se preguntan las dudas y se participa de forma ordenada, es más fácil entender las materias, aprovechar el tiempo y obtener mayor rendimiento académico. Nuestro futuro depende, en gran parte, de los estudios que estamos realizando en este momento.

4. Me comprometo a que el trato entre nosotros sea correcto y cordial y a cuidar de que nadie sea molestado o acosado en el centro.

A todos nos gusta que nos traten con respeto y con afecto, que nos agradezcan y reconozcan las cosas que hacemos bien, que nadie nos moleste o se ría de nosotros... por ello debemos pedir las cosas correctamente, guardar nuestro turno, dar las gracias, saludar al llegar y al despedirnos ... en definitiva ser educados y agradables a los demás. Por supuesto, no podemos molestar a nadie con burlas o motes y si vemos una situación de acoso hacia algún compañero debemos ponerlo en conocimiento de las personas que puedan evitarlo (otros alumnos, un profesor, el tutor, los jefes de estudios, etc.). No podemos ser espectadores pasivos cuando alguien está siendo tratado injustamente.

5. Me comprometo a ayudar a los alumnos nuevos que se incorporan al centro.

Cada año se incorporan al centro muchos alumnos nuevos, a primer curso de ESO, Bachillerato o Ciclos Formativos... pero también a otros cursos. Puede que ese chico, esa chica, no conozca a nadie o que no sepa a quién dirigirse para preguntar o pedir algo que necesite. Entonces se agradece mucho que tus compañeros estén pendientes, te inviten a estar juntos en los recreos o te resuelvan las dudas.

6. Me comprometo a mantener limpio el centro y ordenado el mobiliario de las aulas.

Limpieza y silencio son factores primordiales de nuestro bienestar. Aunque hay personas que limpian el centro por las tardes, solo se mantendrá limpio con nuestra colaboración. Emplea los contenedores que nos permiten reciclar los residuos y, por supuesto, haz uso de las papeleras. ¡Es un gesto tan sencillo! Utilízalos y pide a tus compañeros que hagan lo mismo. Y ¿a quién le gusta trabajar en una mesa manchada? No dejes que nadie pinte o ensucie el mobiliario. Cuando veas algo averiado o sucio, comunícalo en la conserjería para que se arregle. Si cuidamos nuestra casa familiar, ¿cómo no vamos a cuidar nuestra segunda casa?

7. Me comprometo a circular con calma y fluidez por los pasillos y el patio.

Como los pasillos del instituto no son muy amplios, a veces es difícil transitar. Es necesario que circulemos con tranquilidad, que subamos y bajemos las escaleras por la derecha y que utilicemos las diferentes puertas de los edificios. En el caso del pabellón B, unos carteles nos indican la puerta de acceso. También es necesario no hablar a gritos cuando hacemos los cambios de clase; nos entenderemos mejor y el ambiente será más agradable

8. Me comprometo a cuidar y respetar el material que hay en el centro.

En el gimnasio, en los talleres, en las aulas, en la biblioteca... hay material para nosotros. Si lo estropeamos o inutilizamos, somos nosotros los perjudicados, máxime cuando los recursos económicos son tan escasos. El material que es de todos, es de cada uno de nosotros y, realmente, se ha adquirido con el dinero de nuestras familias.

9. Me comprometo a reducir el consumo de materiales y de energía.

La energía es cada vez más cara, sin embargo es imprescindible para nuestro bienestar y nuestro desarrollo. Su uso está justificado, el problema está en el despilfarro o uso abusivo. Mantener un ordenador o impresora encendida si no se está usando, abrir las puertas o ventanas con la calefacción encendida o, simplemente dejar las luces del aula encendidas durante el recreo, es algo injustificable. Seamos ecorresponsables para preservar los recursos naturales y reducir el coste de nuestras facturas.

10. Me comprometo a participar en:

  • El Programa de Intercambio de libros. Conseguiremos que nuestras familias tengan que gastar menos dinero en nuestros estudios. Para ello debemos cuidar los libros, no pintarrajearlos ni mancharlos; de lo contrario, no podrás participar en el intercambio.
  • Otros Programas solidarios. Con frecuencia se organizan en el centro recogida de alimentos o material escolar para personas de nuestro entorno o de otros países que carecen de las necesidades más básicas. Una pequeña aportación de cada uno de nosotros es una gran alegría para los que no tienen nada.

Trabajamos juntos por el bienestar en nuestro centro

Descargar

Enlaces Institucionales
Directorio de Centros carm recursos